Los Contratos de Formación y Aprendizaje en detalle

Los Contratos de Formación y Aprendizaje son un modelo de contratación laboral dirigido a jóvenes entre 16 y 30 años.

La empresa que contrata a jóvenes entre 16 y 30 años con un Contrato de Formación y Aprendizaje puede ahorrarse hasta 350€ al mes por trabajador en las cuotas a la Seguridad Social.

Esta modalidad contractual es muy beneficiosa para las empresas, puesto que:

  • Puede haber un ahorro de hasta 350€ al mes en la Seguridad Social del empleado.
  • La formación para el trabajador está 100% subvencionada por el SEPE, en una línea paralela similar a la formación programada, en este caso, centrada en los Certificados de Profesionalidad.
  • El empleado realiza 30 horas semanales de trabajo y 10 horas de formación subvencionada en la modalidad de teleformación (formación online).

La característica principal de este contrato es conseguir la cualificación profesional de los empleados de forma alternante entre la actividad laboral retribuida en la empresa con una actividad formativa (certificado de profesionalidad) en el marco del Sistema de Formación Profesional para el Empleo que establece el SEPE.

Estos contratos se pueden celebrar con jóvenes entre las edades de 16 y 30 años que les falte una cualificación profesional reconocida por el Sistema de Formación Profesional para el Empleo, es decir, un Certificado de Profesionalidad.

Los Certificados de Profesionalidad, tanto presenciales como online (teleformación), sólo pueden ser por centros que han sido acreditados por el SEPE para ello.

El trabajo que desempeña el empleado en la empresa debe estar relacionado con los contenidos de la actividad formativa (certificado de profesionalidad) que curse en el centro acreditado para impartir ese certificado en concreto, preferentemente como teleformación.

Los costes de esta formación están bonificados en las cuotas de la Seguridad Social, en una línea paralela de bonificaciones similar a la Formación Programada.

Además, si los jóvenes contratados están inscritos en el Registro del Sistema Nacional de Garantía Juvenil, hay bonificaciones adicionales para la empresas en cuanto a la actividad formativa que deben cursar sus empleados.

Para cubrir los costes de tutorización de la acción formativa para el trabajador, y la formación complementaria, la empresa recibirá una bonificación adicional de 1,5€ por alumno y hora de tutoría, siendo la máxima bonificación a recibir de 40 horas al mes por alumno, es decir 60€ al mes por alumno como bonificación extra.

Para microempresas de menos de 5 trabajadores, esta bonificación adicional será de un máximo de 2€ por alumno y hora de tutoría, siendo el máximo 40 horas al mes, es decir, será un máximo de 80€ al mes.

Una vez celebrado el Contrato, se debe comunicar al SEPE en el plazo de 10 días, y de igual modo se debe proceder con las prórrogas del mismo.

La duración mínima de este tipo de contrato es de 1 año y la máxima es de 3 años. No obstante, por convenio colectivo pueden haber distintas duraciones, pero el mínimo siempre va a ser de 6 meses y el máximo de 3 años.

Las horas de trabajo efectivo en la empresa, durante el 1er año, serán el 75% como máximo, y a partir del 2º año y el 3º serán como máximo el 85%. Este tiempo de trabajo efectivo se puede hacer compatible con la actividad formativa cursada, el certificado de profesionalidad concreto para el sector empresarial y actividad del empleado.

Los trabajadores con  Contratos de Formación y Aprendizaje  no podrán hacer horas extraordinarias (excepto por la claúsula 35.3 del Estatuto de los Trabajadores) ni trabajar a turnos.

Una vez terminado el Contrato de Formación y Aprendizaje, los trabajadores no podrán volver a ser contratados por esta misma modalidad de contrato en la misma u otra empresa si la actividad a desarrollar se encuentra en la misma cualificación profesional, pero si podrán ser contratados de nuevo si es para otra cualificación profesional, es decir, para formarse en otro certificado de profesionalidad.

Si el empleado ha realizado el mismo puesto de trabajo con anterioridad en la misma empresa durante más de 12 meses, los Contratos de Formación y Aprendizaje no podrán celebrarse.

Como incentivos para celebrar este Contrato, las empresas tienen una reducción del 100% en las cuotas empresariales a la Seguridad Social, si su plantilla es inferior a 250 trabajadores, tanto en contingencias comunes como en accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, desempleo, fondo de garantía salarial y formación profesional, que corresponden al Contrato de Formación y Aprendizaje, y en sus prórrogas.

También están 100% bonificadas las cuotas de los trabajadores a la Seguridad Social, durante toda la vigencia del Contrato de Formación y Aprendizaje, y de sus prórrogas.

Si los Contratos de Formación y Aprendizaje se transforman en Contrato Indefinido, la cuota de la Seguridad Social de las empresas se reducirá en 1.800 € /año durante 3 años en el caso de contratar mujeres, y de 1.500 € / año si contratan hombres.

La retribución salarial del empleado se fijará según su tiempo de trabajo efectivo en la empresa y el convenio colectivo. El tiempo empleado en la actividad formativa está 100% subvencionado.

Desde Emotion Consulting, este tipo de contrato nos parece una gran medida para potenciar la empleabilidad de los jóvenes españoles al mismo tiempo que se favorece la competitividad empresarial, con la adquisición de nuevas competencias y la formación del talento joven.

Los Contratos de Formación y Aprendizaje, junto la Formación Programada, dentro de la esfera de la Formación Subvencionada, son una gran ventaja competitiva para empresas y trabajadores de nuestro país, de la que se puede sacar mucho partido.

Os invitamos a que ante cualquier consulta, contactéis con nosotros para que os podamos asesorar acerca del Contrato, de la actividad formativa asociada y de las bonificaciones que podréis disfrutar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *